Qué es el método Lean Startup y cómo aplicarlo

En estos últimos meses, y quizás años, puede ser que hayas oído hablar sobre el Lean Startup. Si estás perdido y no sabes muy bien de qué se trata te lo mostramos a continuación.

El método Lean Startup lo que pretende es:

  • Jugar con la incertidumbre sobre la planificación de un proyecto con el fin de acortar tiempos y llegar al público lo antes posible.

Se aleja bastante de los modelos de negocios tradicionales que persiguen una planificación de principio a fin.

Además, este método, si se ejecuta como es debido, lo que pretende es ahorrar problemas y dinero por el camino a través del lanzamiento de una beta.

Con esa beta se puede evaluar si el negocio funciona, pues, al ponerse a disposición de la gente, se puede valorar si algo es mejorable para cambiarlo.

Si algo es mejorable es que alguien lo ha criticado, y si ha sido así es porque existe una demanda.

A partir de ahí no queda más que mejorar, pero con la certeza de que se está mejorando para alguien.

Cómo surge el método Lean Startup

lean startup

Desarrollada por el ingeniero de software Eric Ries, esta metodología aplica la idea del aprendizaje validado, donde se toma el tiempo como el principal enemigo y se busca lanzar al mercado un Producto Mínimo Viable (PMV) que no sea perfecto pero que si pueda mostrar rápidamente cómo reaccionan los clientes, cuál es la aceptación general y qué feedback se recibe.

A partir de esa información la forma de avanzar es hacia la mejora y las modificaciones que puedan ser necesarias para alcanzar el éxito.

Es una manera de asegurar que el producto que está siendo creado va a ser útil para el público objetivo antes de ser lanzado.

Porque si es cierto que en muchas empresas se preocupan demasiado de realizar estudios previos para diseñarlo y directamente lo sacan al mercado y resulta un fracaso.

Esto trata de cambiar el método Lean Startup.

La palabra “lean” se utiliza porque este método trata de construir proyectos viables.

Siempre apoyados en la idea de aprovechar el tiempo y no desperdiciarlo, para que así se consuman pocos recursos.

Es decir, si tienes que fracasar que sea cuanto antes y lo más barato posible. De cara a buscar soluciones o alternativas.

El cliente ante todo

¿Sabías que uno de los errores más cometidos de las empresas es que cuando empiezan a diseñar un producto invierten tiempo y dinero sin saber si existe un cliente que le interese ese producto?

El Lean Startup se centra en saber si lo que queremos desarrollar cubre algunas necesidades del cliente.

En el momento en que tengamos un producto mínimamente viable es preciso que salgamos a testarlo.

Se trata, por lo tanto, de validar para saber si nuestro producto puede funcionar o no.

O si tenemos que realizar algún ajuste para mejorarlo o adaptarlo a los gustos reales de nuestros clientes potenciales.

Proceso para crear a partir del Lean Startup

Paso 1: PMV (Producto Mínimo Viable)

¿Por dónde empezar?

No basta con basarse en datos estadísticos o desarrollar cientos de teorías, porque seguramente tus datos no sean correctos. Esto depende de las interacciones entre producto y consumidor.

Pero, ¿cómo podemos deshacernos de estos inconvenientes?

El PMV es el uso de bajos recursos en tu producto para así poder poner a prueba hipótesis fundamentales del negocio.

De esta manera podrás adentrarte en las prácticas de crear, medir, y aprender con el mínimo esfuerzo.

Paso 2: La Contabilidad de la Innovación

startup negocio

Prueba a medir las decisiones de priorización del producto y quiénes serán los consumidores objetivos.

  • Valida una hipótesis.
  • Define los objetivos y las métricas para llegar a ellos.
  • Haz pruebas, experimenta.
  • Recopila un análisis.
  • Interpreta los resultados.

Paso 3: Pívot

Consiste en transformar y crear las ideas en productos, medir la reacción y comportamiento de los clientes frente a los productos y aprender si perseverar o pivotar la idea de negocio.

Genera una nueva hipótesis fundamental a tu producto, el modelo de negocio y el motor de crecimiento.

Existen muchos ejemplos de pívot, pero entre los más destacados se encuentra Amazon, que pasó de vender solamente libros a infinidad de productos.

3 Beneficios del método Lean Startup

  • Aporta la seguridad de estar lanzando al mercado un producto que soluciona problemas reales y tiene capacidad de ser innovador y enamorar a los clientes.
  • Permite que la startup vaya modulando su producto o servicio de acuerdo con lo que encuentra en el mercado y sus clientes piden y no basándose en la mera intuición.
  • Propone la creación de modelos de negocio de manera rápida, sin extensos periodos de análisis y trabajando bajo metodologías ágiles.

Aprende a desarrollar tus ideas con el método Lean Startup, un proceso innovador que se centra en la experiencia del usuario. Si quieres participar de uno de estos talleres que hacemos en Socialab, y llevar tu emprendimiento a otro nivel.

Comentarios

comentarios