Fases del proceso creativo en innovación

Para desarrollar las fases del proceso creativo en innovación es necesario definir primero estos dos conceptos.

Por un lado, creatividad se entiende como la capacidad de crear algo diferente, ya sea desde cero o a partir de diferentes elementos de algo que ya está hecho.

Por otro, innovación es evolucionar en la creación de cualquier cosa partiendo siempre de lo que había antes.

No es hacer lo mismo, sino aprovechar los recursos para plasmar algo nuevo.

proceso creativo

Y, entonces, ¿cómo se puede ser creativo en innovación? ¿Puede entrenarse?

Pues sí, puede entrenarse siguiendo cada una de las fases de este planteamiento estratégico.

Los modelos de negocio de hoy en día deberían de estar enfocados a fomentar, recopilar y tratar adecuadamente aquellas ideas que diariamente surgen en el corazón de la empresa para convertir la creatividad en innovación.

Las personas tenemos a nuestra disposición varias herramientas y técnicas para generar ideas, y así iniciarnos en el proceso creativo.

Estas ideas, tras ser filtradas y concretadas, se transformarán en proyectos de éxito que significarán la diferenciación entre las empresas. 

Pero, ¿quién impulsa este método de innovación y cuáles son esas fases?

Pues fue Graham Wallas quien lo propuso en el año 1926.

Y a día de hoy, casi un siglo después, sigue siendo el más aceptado.

creatividad ideas

Fases del proceso creativo

Fase de cuestionamiento y preparación

En esta primera fase del proceso creativo es necesario saber dónde estamos para ubicarnos.

Para ello, hay que identificar cuál es la necesidad o problema para buscarle una solución o  una posible respuesta.

Se hace indispensable localizar y recopilar todo tipo de información sobre esta cuestión.

Como sugerencia, puedes recopilarlas elaborando esquemas o mapas mentales para que visualices los diferentes aspectos por separado y puedas sacar nuevas ideas.

Fase de incubación o iluminación

En este nivel, una vez has bebido de toda la información que has conseguido extraer en la fase anterior, tendrás que buscar alternativas a tu necesidad o a tu problema.

Y es mejor si lo haces de manera intuitiva.

Puedes aplicar técnicas como la lluvia de ideas o brainstorming, o el método scamper.

El segundo trata de hacer preguntas en torno a la necesidad para darle respuestas de la forma más creativa posible.

Estas preguntas giran en torno a siete conceptos: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner otros uso, Eliminar y Reordenar.

creatividad brainstorming

Fase de verificación

¿Estás preparado para recoger las ideas de la fase anterior y analizar si son de utilidad?

Tendrás que someterlas a un proceso racional de filtración, es decir, descartar las que no resulten prácticas o que se prevea que no lograrán resolver la necesidad o el problema.

Además, es necesario corroborar que las ideas que no son descartadas resultan factibles.

Puedes validarlas en función de sus costes, del tiempo necesario para su implementación o de la aceptación que tendrán por parte de los clientes.

La manera de verificar si una idea creativa pasa a ser una solución útil es a través de su implantación real para conectar con el proceso innovador.

Necesitarás encontrar las debilidades o fallos antes de que se produzcan.

Por ello resultará útil la metodología AMFE (Análisis Modal de Fallos y Efectos).

Fase de adaptación y difusión

Ya estamos a punto de terminar estas cuatro fases del proceso creativo.

En esta última etapa se fusionan el proceso creativo y el innovador.

Si queremos hablar de innovación creativa es imprescindible que la idea engendrada en el proceso creativo se represente, se incluya y se distribuya en el mercado.

Seguidamente, podrá difundirse permitiendo su adaptación a las necesidades de los consumidores, pues ellos son el centro del éxito del negocio.

Algunas formas de distribución útiles pueden ser estrategias de marketing 360 con acciones como posicionamiento SEO, promoción en redes sociales, email marketing o eventos.

social media

Seguro que después de estas pautas ha despertado tu parte creativa y estarás deseoso de alcanzar la cima de la innovación.

Te animamos a que pongas en práctica este proceso y así consigas mejorar tus habilidades creativas para obtener grandes resultados.

Comentarios

comentarios