Arco Iris 21: inclusión e independencia laboral para jóvenes con síndrome de down

Actualmente en Uruguay la tasa de desempleo juvenil supera el 20% (1), pero la situación es aún más grave si se mira exclusivamente la inserción laboral de jóvenes con síndrome de down; hasta el momento, son muy pocas las opciones que los incluyen laboralmente. Ante esta situación, y con la preocupación de no saber qué pasará una vez que los chicos terminan Secundaria, un grupo de madres decidió crear Arco Iris 21: un lavadero inclusivo para la integración laboral de los jóvenes con síndrome de down de la ciudad de Maldonado.

La idea surgió hace aproximadamente seis años, como resultado de un contacto que la Asociación Down de Maldonado mantuvo con la Fundación Down de Chile, con quienes compartían la problemática. Sin embargo, no fue sino hasta el 2017 cuando esta idea, concebida mucho tiempo atrás, logró materializarse y volverse realidad. Arco Iris 21 fue el proyecto ganador de Uruguay país de ideas -un concurso organizado por Vitale- y actualmente se encuentra realizando el proceso de pre-incubación en Socialab Uruguay, para validar su idea técnica y comercialmente.

Son cuatro los jóvenes que actualmente trabajan en el lavadero: Evangelina (23), Alex (25), Agustina (28) y Antonella (26). Se organizan en dos duplas y trabajan de lunes a miércoles de 9 a 11 hs y de 13 a 17 hs. Los días jueves y viernes realizan horario completo (de 9 a 17 hs). Los jóvenes se ordenan muy bien su trabajo, cada uno cumple un rol específico y lo realiza con entusiasmo. Se encargan de tomar los lavados y registrar los datos -prenda, nombre y teléfono-, cargar el lavarropas y el secarropas, colgar la ropa si el día lo permite, planchar, doblar, guardar las prendas limpias en la bolsa, perfumar y cerrar. Si bien hoy las madres están inmersas y muy presentes en el proyecto – ya que son las emprendedoras – aspiran a que en un futuro su rol sea solamente de acompañamiento.

El cambio en la vida de los jóvenes ha sido relevante. Como expresa Cecilia Bassine, una de las madres que pertenece al grupo, “los jóvenes que hoy trabajan en el lavadero se sienten realmente realizados, van con entusiasmo a trabajar, fue increíble verles los rostros de felicidad al cobrar su primer sueldo. Simplemente LO LOGRARON”.

Hoy en día, Arco Iris 21 se encuentra realizando la validación con el Hotel Villa Toscana y otros clientes particulares y pronto sumarán también al Edificio YOO. Las madres impulsoras de este proyecto valoran como muy positivo este proceso que están atravesando, y destacan que el apoyo y “el aporte de Socialab es fundamental en todos los sentidos” para validar e impulsar este emprendimiento en la ciudad de Maldonado.

Un emprendimiento que ha demostrado mucho potencial y que sueña en grande, como indica Cecilia respecto a los chicos: “Ellos han demostrado que pueden y van por más”.

_

(1) De acuerdo al informe de la Organización Internacional de Trabajo “Panorama Laboral 2017. América Latina y el Caribe”. Disponible para descarga aquí.

Comentarios

comentarios